La humanidad clama consuelo.

La pandemia ha cambiado nuestras vidas, y esta situación nos hace tocar fondo, en muchos sentidos. Constatamos nuestra común fragilidad, al mismo tiempo que surgen con fuerza sentimientos de comunión, solidaridad, humildad…

Tiempo para fortalecer nuestra fe y confianza en el Señor, que conduce la historia. Tiempo para detenernos, relativizar, y aprender a permanecer juntos, reencontrándonos con nosotros mismos y con los demás.

Estas semanas en nuestras casas pueden ser una nueva oportunidad para renovar los lazos familiares, fortalecer la relación con el Señor, la oración de intercesión, la formación personal.

Por esto, te ofrecemos algunos subsidios para interiorizar y compartir. Ojalá juntos encontremos maneras nuevas de consolar en este difícil momento mundial.

Te invitamos a compartir otros recursos, enviándolos a: cdimensionsocial@gmail.com. ¡Muchas gracias!